Noticias




Oportunidades educativas para un mejor futuro

|

Uno de los frentes en los que se actúa desde Jangela Solidaria es el educativo. Las niñas y los niños en situación de vulnerabilidad necesitan oportunidades educativas; por eso reciben el apoyo y el seguimiento necesarios con el fin de que puedan contar con una adecuada formación académica y profesional. El proyecto ha asumido los gastos de matrícula y los pagos en las escuelas y ha contribuido con uniformes, cuadernos, bolígrafos, etc.

Durante el año académico 2017-2018, un total de 485 niños y niñas asistieron a sus respectivos grados, desde la guardería hasta la universidad. En el curso 2018-2019 han sido 500 las niñas y niños en situación de orfandad que se han escolarizado gracias a Jangela Solidaria.

De los niños y niñas escolarizados gracias al proyecto, 22 no pudieron pasar al siguiente grado. En algunos casos se ha debido a las enfermedades mentales que padecen y, en otros, por la estricta valoración de los resultados por parte del centro educativo.

 

Clases de refuerzo

Para ayudar a las niñas y niños a rendir mejor en sus estudios, se han organizado clases tutoriales que se imparten todos los sábados en la escuela Kisanet de Wukro. En 2018, alrededor de 119 menores de la ciudad han asistido a dichas clases, que se han impartido a alumnado de 7º grado y superiores en las materias de matemáticas, inglés, química y física.

El próximo curso académico seguiremos fortaleciendo las clases tutoriales, haciendo especial énfasis en estudiantes con bajo rendimiento.

 

Una mini biblioteca para dar acceso a materiales adicionales

Además de los servicios de tutoría, y como otra forma de apoyo escolar, el programa ha proporcionado un servicio de mini biblioteca a estudiantes en situación de orfandad y vulnerabilidad que tienen interés en leer materiales adicionales. Se ha abierto en el centro multiusos e incorpora volúmenes con contenidos útiles para mejorar su rendimiento escolar y en relación directa con las materias que toman en sus clases regulares: física, química, matemáticas, inglés, biología, historia, geografía, educación cívica, etc.

Quienes utilizan este servicio pueden llevarse prestados libros durante una semana, con la posibilidad de renovarlos semanalmente.

biblioteca

Dada la escasez de libros en escuelas y bibliotecas públicas, la mini biblioteca contribuye a resolver este problema, ofreciendo un acceso a materiales que no pueden conseguir fácilmente en sus escuelas. Sin embargo, aún tenemos tarea a este respecto, pues los libros disponibles todavía no son suficientes para cubrir las necesidades de los estudiantes que integran el programa.

El centro multiusos también ha puesto en marcha una red de estudio para los grados que van de 7º a 12º, así como actividades de entretenimiento y trabajo en diferentes clubs. Así, este espacio está sirviendo como centro de referencia y estudio para más de 204 menores, principalmente integrantes del programa que viven en la ciudad de Wukro.

 

Competencia motivadora           

Para mejorar el rendimiento escolar y crear una sensación de competencia positiva, se han celebrado dos concursos de preguntas y respuestas entre niños y niñas participantes del proyecto. Las preguntas versaban sobre materias como matemáticas, inglés, física o química.

En dichos concursos han participado un total de 119 niños y niñas de cursos que van entre 7º y 12º grado e integrantes del proyecto. Para motivarles, se otorgaron un buen número de premios a los participantes; un total de 36 reconocimientos.

 

Formando técnicos y profesionales

Jangela Solidaria tampoco olvida la formación profesional. En 2018, un total de 39 chicos y chicas en situación de orfandad y vulnerabilidad han participado en programas de formación profesional formal e informal. Dichos programas varían su duración de uno a tres años según la rama profesional a la que pertenezcan, como contabilidad, agricultura, construcción, electricidad, mecánica general, ciencia de la secretaría, tecnología de la información o artesanía del cuero.

En junio de ese año se graduaron un total de 18 estudiantes de esta modalidad formativa.

Por otro lado, 24 estudiantes que no pudieron asistir a la escuela preparatoria han asistido a diferentes cursos de formación formal e informal (de corta duración) en Wukro TVET y Wukro Saint Mary’s College, así como de formación profesional en agricultura en Wukro.

 

Apoyo a estudiantes en sus estudios universitarios

En la actualidad, hay 53 menores en situación de vulnerabilidad que cursan sus estudios en diferentes universidades del país; ocho en concreto han sido admitidos en el curso 2018-2019. El programa ha concedido un apoyo educativo mensual de 250 birr (algo más de siete euros) por estudiante para fotocopias y material escolar. Asimismo, ha costeado el transporte hacia y desde sus respectivas universidades. A cada estudiante que se integra en este grupo también se le proporciona una manta, una sábana y un bolso/mochila, y se les suministran los libros de ejercicios y bolígrafos para cada curso.

En 2018, un total de 12 jóvenes del proyecto se graduaron de diferentes universidades.

 

Celebración de la educación

Como parte del énfasis que pone Jangela Solidaria en la educación, al finalizar el curso académico, organizamos una jornada escolar en la que estuvieron presentes personal directivo y representantes de oficinas y escuelas, personal docente, cuidadores y cuidadoras y todas las chicas y chicos integrantes del programa. En dicho evento se premiaron los mejores expedientes de 1º a 12º grado y de estudios universitarios. Los premios oscilaron entre 300,00 birr (casi nueve euros) recibidos por los terceros puestos de cada uno de los cursos y los 900,00 birr (algo más de 26 euros) con los que se premio a los primeros puestos. El objetivo principal de esta recompensa fue reconocer a estudiantes que destacaron durante el curso y motivar al resto a mejorar en sus estudios.